Tiempo de castañas

 

La Castanyada (leído “castañada” en castellano), es una fiesta popular de Cataluña que se celebra el día de “Tots Sants” (de Todos los Santos o Día de los Muertos) para honrar y recordar a los que ya no están entre nosotros, y como una celebración de la estación otoñal. El origen de esta fiesta lo encontramos en una antigua celebración ritual funeraria en la que las familias se reunían alrededor de la mesa para comer los frutos típicos del otoño (castañas, boniatos, calabazas, etc.), así como dulces (fruta confitada y panellets), mientras recordaban a sus muertos. Los alimentos ingeridos, al ser altamente energéticos, también permitían a los “campaners” tocar las campanas durante toda la noche para rendir homenaje a los familiares ya fallecidos. Este día de entrar en comunión con los difuntos aún conserva las tradiciones gastronómicas mencionadas y aún es también habitual dejar flores en las tumbas y adecentarlas en esta fecha señalada. A aquellos que vengan de fuera de Cataluña quizá les parecerá extraño ver tantos puestecitos en los que venden castañas y boniatos recién tosados en el fuego por la “castañera”, no dejes de probarlos, ¡están riquísimos! Para introducirte de lleno en esta celebración paralela al Halloween anglosajón mientras disfrutas de tu estancia en uno de nuestros apartamentos de temporada en Barcelona, te resumimos las tradiciones más representativas de este acto festivo:

-Las castañas: este fruto es el que da nombre a la celebración y, por tanto, comerlo es la base de ésta. Son comunes las reuniones sociales en las que se tuestan las castañas o se preparan al horno y se comen bien calentitas. También se pueden comprar en los puestecitos callejeros envueltas en papel de periódico, como se hacía antiguamente.

-Ofrendas florales a los difuntos: en este momento del año, y especialmente el 1 de noviembre, los cementerios de toda Cataluña amplían sus horarios de visita para que cada cual pueda ir a dejar flores a sus difuntos y a recordarles. Además, las familias aprovechan para limpiar las tumbas y dejarlas relucientes como homenaje a aquellos que ya no están. Esta tradición es de origen romano, ya que, coincidiendo con la época de recolección, los romanos visitaban a sus difuntos para pedirles una buena cosecha. Actualmente la Castanyada a tomado un aire más festivo y alegre, aunque por todos son conocidas sus raíces fúnebres.

-Panellets: estos dulces hechos a base de mazapán son, sobre todo, anhelados por los más perqueños, que los preparan en el colegio como parte de la tradición. Los más comunes son los panellets de piñones, pero hay otras variedades, como los de coco, los de chocolate o los de café. Se pueden comprar en todas las pastelerías, pero tiene más encanto prepararlos en casa. Antiguamente representaban una especie de ofrenda a los difuntos y se le otorgaba un valor sacramental.

-Boniatos: son otro alimento de temporada que se consume durante la Castanyada. Este tubérculo arananjado se cocina al horno o tostado y también puede formar parte de la masa de los panellets. La forma más habitual de consumirlo es cortándolo por la mitad conservando la piel y metiendo la cuchara como si fuera un yogur, pero también está delicioso pelado y hervido o confitado. Es un alimento ideal para entrar en calor durante los primeros días de frío del año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s